ÁCIDO FÓLICO: Descripción

Es un análisis de sangre para medir la cantidad de ácido fólico en ella.

Este examen facilita el diagnóstico de anemia o neuropatía (lesión en un nervio).

Una deficiencia de folato puede ocurrir cuando las necesidades del nutriente están aumentadas, cuando la ingesta diaria es inadecuada y cuando el cuerpo excreta más folato de lo usual. La ingesta adecuada de folato durante el periodo preconcepcional y durante la gestación, ayuda a proteger al bebé contra un número de malformaciones congénitas incluyendo defectos del tubo neural.

ÁCIDO FÓLICO: Sinónimo

El examen de ácido fólico también se conoce como examen de folato, o de vitamina B9.

ÁCIDO FÓLICO: Preparación del Paciente

El paciente debe abstenerse de comer o beber durante 6 horas antes del examen. El médico tratante puede solicitarle que deje de tomar algunos medicamentos que pueden interferir con los resultados del examen, incluso suplementos de ácido fólico.

Los fármacos que pueden disminuir las mediciones de ácido fólico incluyen: alcohol, ácido aminosalicílico, píldoras anticonceptivas, estrógenos, tetraciclinas, ampicilina, cloranfenicol, eritromicina, metotrexato, penicilina, aminopterina, fenobarbital, fenitoína, fármacos para tratar la malaria.

ÁCIDO FÓLICO: Uso Clínico

Evaluación de anemia megaloblástica y de anemia en mujeres embarazadas. 

ÁCIDO FÓLICO: Significado Clínico

La insuficiencia de ácido fólico puede indicar dieta inadecuada, síndrome de malabsorción (problemas con la habilidad del cuerpo para absorber los nutrientes provenientes de los alimentos) o desnutrición. 

ÁCIDO FÓLICO: Rango

El rango normal es de 2.7 a 17.0 nanogramos por mililitro (ng/mL) o 6.12 a 38.52 nanomoles por litro (nmol/L).

Sin embargo, es importante tomar en cuenta que el rango de valores normales puede variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Por ello los expertos sugieren hablar con el proveedor de la atención médica acerca del significado de los resultados del respectivo examen.

ÁCIDO FÓLICO: Metodología

La mayor parte del tiempo, la sangre se extrae de una vena en la parte interior del codo o del dorso de la mano. El sitio de punción se limpia con un desinfectante (antiséptico). El médico envuelve una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo con el fin de aplicar presión en la zona y hacer que la vena se llene de sangre.

Luego introduce suavemente una aguja en la vena. La sangre se junta en un frasco hermético o en un tubo pegado a la aguja. La banda elástica se retira del brazo.

Una vez que se ha recogido la muestra de sangre, se retira la aguja y se cubre el sitio de punción para detener cualquier sangrado.

En bebés o en niños pequeños, se puede utilizar un instrumento puntiagudo llamado lanceta para punzar la piel y hacerla sangrar. La sangre se recoge en un tubo pequeño de vidrio llamado pipeta, en un portaobjetos o en una tira reactiva. Finalmente, se puede colocar un vendaje sobre la zona si hay algún sangrado.

El paciente puede sentir un poco de dolor o escozor cuando se inserta la aguja para extraer la sangre. Puede haber algo de sensación pulsátil.

Artículos de Interés

Artículos de Interés relacionados al examen medico ÁCIDO FÓLICO