DISCOGRAFÍA: Descripción

Una discografía es un estudio utilizado para evaluar el dolor de espalda. También permite determinar si hay una anomalía discal en la columna vertebral.

DISCOGRAFÍA: Sinónimo

Discograma.

DISCOGRAFÍA: Preparación del Paciente

Evitar tomar medicamentos anticoagulantes durante un tiempo antes del procedimiento.

El médico le indicará qué fármacos consumir.

Usted debe estar en ayunas.

DISCOGRAFÍA: Uso Clínico

Un discograma se realiza para diagnosticar la causa del dolor de espalda y para guiar el tratamiento de discos anormales. El procedimiento es usado previo a una cirugía para detectar los discos que necesitan ser tratados o removidos.

DISCOGRAFÍA: Significado Clínico

Es una prueba recomendada en casos de dolor de espalda persistente a tratamientos conservadores, como los medicamentos y la fisioterapia, con el fin de diagnosticar la causa. Asimismo, también se suele usar antes de la cirugía de fusión espinal para saber que discos se deben extraer.

DISCOGRAFÍA: Rango

Rango sujeto a evaluación de la clínica o del médico tratante.

DISCOGRAFÍA: Metodología

En general, usted puede estar despierto durante el procedimiento, aunque su médico podría administrarle un sedante a través de una vena para que se relaje. Además, podrías recibir un antibiótico para evitar infecciones.

Durante el procedimiento deberá acostarse boca abajo o de costado sobre una camilla. Luego de limpiar la piel, el médico inyectará un medicamento anestésico, reduciendo el dolor ocasionado por la inserción de la aguja de la discografía.

El médico utilizará una técnica de imágenes (fluoroscopia) de este modo observa cómo la aguja entra en el cuerpo. La fluoroscopia permite una colocación más precisa y segura de la aguja en el centro del disco que se examinará. Luego se inyecta un medio de contraste en el disco y se toma una radiografía o una exploración por tomografía computarizada para ver si la sustancia se esparce.

Si el medio de contraste permanece en el centro del disco, el disco es normal. Al esparcirse fuera del centro del disco, el disco ha sufrido ciertos cambios por desgaste natural. Estos cambios podrían ser la causa del dolor o no.

Usualmente si un disco ocasiona dolor de espalda, sentirá dolor durante la inyección que es similar al dolor de espalda que tiene diariamente. Si un disco es normal, habrá poco dolor durante la inyección. Durante la discografía, se le pedirá que califique el dolor.

Luego de finalizar el procedimiento deberá permanecer en la sala de procedimientos aproximadamente de treinta a sesenta minutos en observación. Después de eso, podrá volver a casa, pero necesitarás que alguien lo lleve.

Es normal sentir un poco de dolor en el lugar de la inyección o en la espalda lumbar durante varias horas después del procedimiento. Podría resultar útil aplicar una compresa de hielo en la zona afectada durante veinte minutos por vez. Deberás mantener la espalda seca durante veinticuatro horas.

Si siente dolor de espalda intenso o fiebre de una a dos semanas después del procedimiento, contacte a su médico de inmediato.