Categoria: Salud infantil

Imágenes

Cómo quitarle los mocos a un bebé

Por: IdeasQueAyudan - Fecha: 2019-07-11 09:00:00 Etiquetas: Bebés / Consejos / Mucosidad

Los cambios climatológicos en la ciudad cada vez son más fuertes. El problema no solo radica en la ropa que te tienes que poner en la mañana, va más allá. Las enfermedades respiratorias empiezan a hacer de las suyas y no sólo contigo, también con los más pequeños de la familia. Toma en cuenta estos métodos para que conozcas cómo quitarle los mocos a un bebé.

Los mocos son los primeros en atacar la nariz de tu pequeño, y si no te pones abusado, pueden llegar a producir problemas peores como sinusitis, otitis, inclusive faringitis.

El cuerpo es una máquina que está perfectamente sincronizada, así que produce defensas que resguardan la integridad del mortal. Una de estas defensas son los mocos.

Cuando llega el invierno los bebés suelen producirlos en exceso complicándoles acciones como respirar o presentando molestias al dormir o comer. Es por esto que es muy importante que sepas cómo quitarle los mocos a un bebé, para que de esta manera pueda vivir su día a día sin ningún tipo de molestia, y de paso te salvas de los berrinches incómodos ¿no crees?

Lo primero que se necesita para ablandecer la mucosidad es realizando un lavado nasal con alguna solución salina o bien, suero fisiológico para humedecer las fosas nasales. De esta manera será un poco más sencillo extraerlos de la nariz de tu retoño sin lastimarlo.

El paso número dos es echar mano de alguno de estos métodos ¡toma nota!

Aspiradora nasal

Suena un poco extremo, pero suele ser de los métodos más eficaces. Se opera de la siguiente manera: debes de humedecer las fosas nasales y posteriormente debes colocar el extremo de la cánula en la fosa nasal, el otro en tu boca para que de esta manera puedas succionar y retirar a los invasores.

No temas, no te vas a comer nada. Todo quedará retenido en un tubo que se encuentra en medio.

Perita

Seguramente este método lo ocuparon contigo, es de lo más antiguo. No es tan eficaz como el primero porque la perita no logra hacer el vacío necesario para succionar los moquitos.

Primero lo que se debe hacer apretar la perita es introducirla en la nariz de tu bebé, después irás soltando poco a poco. Procura tapar la fosa nasal contraria, mientras limpias una.

Pinzas nasales

En ocasiones los moquitos vienen secos y es complicado capturarlos, para esto también existe una herramienta y te estamos hablando de las pinzas nasales. De esta manera evitarás lastimar a tu bebé o provocarle una leve hemorragia.

Algunas ideas:

  • No exageres y seas obsesiva con la nariz de tu bebé. Con limpiarla de tres a cuatro veces es más que suficiente.
  • Retíralos solo sin son molestos para el niño o este incómodo.
  • Echa un ojo a su nariz antes de que lo vayas a dormir o bien, antes de que le des de comer o le des pecho.

Recuerda que tu pequeño depende enteramente de ti, por eso es necesario que estés al pendiente de todo lo que necesita y evites esas molestias ¿no crees?

Fuente: IdeasQueAyudan