Categoria: Belleza

Imágenes

Cuidados para pieles sensibles

Por: Lucía Díaz - Fecha: 2019-07-22 09:00:00 Etiquetas: cuidado de piel / belleza / piel

La mitad de las españolas afirma tener la piel sensible. Una fragilidad de la barrera cutánea que se traduce en picor, escozor, tirantez, calor y aparición de rojeces. ¿Qué la propicia? Hay múltiples factores que pueden provocar su aparición o agravamiento. Estos pueden ser externos, como los cambios de temperatura, la radiación solar, la incidencia de los agentes contaminantes, el uso de cosméticos inadecuados o el seguimiento de tratamientos en cabina agresivos; pero también se ve afectada por los internos: estrés, una dieta deficitaria o falta de descanso. Además, a estos problemas se suma su particular debilidad ante el envejecimiento. ¿Se puede luchar contra todo?

Sigue una rutina multiacción

La mejor manera de batallar contra la sensibilidad cutánea y el envejecimiento es adoptar una ritual que comprenda: limpieza, hidratación, tonificación y blindaje solar. Para el primer paso elige un producto de higiene sin jabón ni detergente. Una vez limpia la piel, se puede vaporizar el rostro con agua termal o con un tónico de acción calmante y suavizante. A la hora de hidratar, elige un producto respetuoso, hipoalergénico, testado bajo control dermatológico, apto para pieles sensibles. Crema reparadora antiedad de día está concebida para hidratar, corregir arrugas, reparar la barrera protectora de la piel y restaurar la elasticidad.

El broche final. Lo más aconsejable es utilizar un fotoprotector de amplio espectro los 365 días del año. Elige uno que contenga ‘filtros físicos’ (sustancias que reflejan la luz solar como un espejo y no absorben la radiación) porque son menos irritantes.

Otros gestos que funcionan

Es fundamental prestar atención a todos los productos que utilices (incluido el maquillaje), según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Evita los conservantes y las fragancias, que no solo se emplean en las colonias, sino en casi todos los cosméticos para dar una sensación agradable. También es básico cuidar la dieta.

Toma alimentos ricos en antioxidantes que frenan el daño oxidativo, cuida la ingesta de proteínas (es un componente esencial de piel, pelo y uñas) y de grasas buenas (contribuyen a restaurar la barrera hidrolipídica y a bajar la inflamación) y potencia los alimentos ricos en zinc y selenio para reducir las rojeces. ¿Y qué platos evitar? Las comidas picantes o especiadas, por su efecto vasodilatador.

Hábitos tóxicos. El tabaco y el alcohol aumentan los radicales libres (responsables del envejecimiento prematuro) y dañan el manto hidrolipídico, haciendo que la piel se vuelva más seca, fina y susceptible.

Qué productos busca una ‘salvadora’. Aquellos que son naturales y respetuosos con su piel. Formulaciones nada nocivas con ingredientes simples pero potentes.

Eficacia comprobada. Esta simpleza no está reñida con la eficiencia. Suelen ser opciones seguras y de confianza que han pasado pruebas instrumentales realizadas por expertos, confirmadas con un test realizado con consumidoras.

Fuente: www.miarevista.es

Foto: www.mujerglobal.es