Categoria: Salud

Imágenes

Cómo tomar la presión en una emergencia

Por: IdeasQueAyudan - Fecha: 2019-09-16 09:00:00 Etiquetas: Consejos / Hipertensión / Salud

Cada día son más las personas que presentan problemas de presión arterial. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 9.4 millones de personas mueren cada año por complicaciones derivadas de la hipertensión. Por eso aquí te decimos cómo tomar la presión en una emergencia:

Cómo tomar la presión

El mayor problema de este padecimiento es que es asintomática, y en la mayoría de los casos se detecta cuando el paciente tiene un infarto cardíaco o un accidente cerebro cerebrovascular. De ahí la importancia de llevar un estilo de vida saludable y mantener monitoreada tu presión arterial. ¿Sabes cómo tomarla?

Cómo tomar la presión en una emergencia

Tomar la presión con baumanómetro

De acuerdo con el método de Auto Medida de la Presión Arterial (AMPA), debes medirla en ambos brazos y tres veces al día, justo antes de cada comida. Para ello, necesitas un baumanómetro automático, o uno manual y un estetoscopio.

Procedimiento:

Siéntate con la espalda recta, sin cruzar las piernas y con ambos pies apoyados en el piso.

Apoya el brazo en la mesa o una superficie que permita que tu antebrazo esté a la altura de tu corazón.

Coloca el baumanómetro alrededor de tu brazo, de tal manera que el borde más bajo quede tres centímetros por encima del doblez del codo. Si estás usando un baumanómetro manual, coloca el estetoscopio bajo la correa, en la cara interna del brazo.

Infla la correa rápidamente, bombeando con la pera o pulsando un botón. Sentirás una ligera opresión alrededor del brazo.

Abre la válvula de la correa para que la presión descienda lentamente.

Conforme la correa comience a desinflarse escucharás el sonido de la sangre pulsando. Ve que número marca el baumanómetro. Ésta es tu presión sistólica.

En cuanto dejes de escuchar el sonido de tu sangre pulsando, deberás revisar qué número marca el baumanómetro. Ésta es tu presión diastólica.

Anota las medidas obtenidas y repite el proceso tres veces en cada brazo, dejando un periodo de reposo de dos minutos. Recuerda hacer la medición antes de cada comida.

Después de tomar tu presión por tres días, deberás sacar un promedio. Toma en cuenta que los valores normales son 110-135mm Hg de presión sistólica y 70-85mm Hg de presión diastólica. Si notas que tus mediciones están fuera de estos rangos, te sugerimos que vayas con tu médico para que evalúe si requieres algún medicamento.

Tomar la presión sin aparatos

De entrada debes saber que no tendrás la misma precisión que con aparatos, por lo que debes de juntar muchas horas de práctica para dominar esta técnica.

El secreto consiste en tomar el pulso para estimar la presión, pero en el mejor de los casos, sabrás si tienes la presión sistólica baja y no podrás si la tienes alta.

Procedimiento:

Coloca los dedos índice y cordial en el interior de la muñeca, muy cerca de donde se encuentra el pulgar.

Identifica tu pulso. El sólo sentirlo ya te debe indicar que tu presión está por lo menos en 80 mmHg, el cual es el nivel normal de la presión. En caso de no sentir el pulso estarás por debajo de los 80 mmHg e indica que podrías tener la presión baja.

Anota tus mediciones.

Practica una actividad física moderada y vuelve repetir el proceso.

Si después de practicar esta actividad sigues sin sentir el pulso, es probable que tengas la presión baja.

Fuente: IdeasQueAyudan