Categoria: Nutrición

Imágenes

Arancini di riso o croquetas de arroz

Por: Redacción - Fecha: 2019-10-03 09:00:00 Etiquetas: receta / comida / nutrición

Son muy apreciados en Italia aunque poco conocidos fuera de sus fronteras. Tienen su origen en los platos que se preparaban en la isla en torno al siglo X durante la ocupación otomana.

Son una especie de croquetas con el arroz como ingrediente principal. Para no fallar con el arroz hemos empleado arroz es redondo, siempre nos queda perfecto para cualquier receta.

La idea es formar una especie de bola o pera de arroz rellena de diversos ingredientes. En función de la región existen variaciones en la forma y el relleno, pero el más clásico es ragú de buey, de ternera o una salsa boloñesa, guisantes y mozzarella, aunque podríamos rellenarlos de cualquier otra cosa y quedarían estupendos.

Aquí te mostramos como prepararlo.

Ingredientes

- 500 g. arroz 

-. 1200 ml. agua

-. 3 yemas de huevo

-. 100 g. de queso parmesano

-. 30 g. de mantequilla

-. 300 g. de salsa boloñesa

-. 75 g. de guisantes

-. 100 g. de queso mozzarella

-. Sal y un puñado de hebras de azafrán (al gusto)

-. Para rebozar: 2 huevos y pan rallado

. Aceite oliva suave para freír

Preparación

En una cazuela calentamos el agua para cocer el arroz con una pizca de sal.

Cuando comience a hervir echamos el arroz y lo dejamos cocer a fuego medio hasta que esté listo y se haya evaporado toda el agua. Nos quedará un arroz tierno y un poquito pegajoso.

Mientras se cuece el arroz calentamos 2 cucharadas de agua en un cazo y le añadimos las hebras de azafrán.

Cuando comience a hervir apagamos el fuego y reservamos hasta que se enfríe, en este tiempo el azafrán soltará toda su esencia en el agua. Cuando el agua de azafrán esté fría le añadimos las yemas y removemos hasta integrar. Reservamos.

Derretimos la mantequilla en el micro y dejamos enfriar. Rallamos el queso parmesano y reservamos.

En un cazo pequeño cocemos los guisantes con una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva. 

En el momento en el que el arroz esté listo le añadimos, en la misma cazuela, la mezcla de las yemas y el azafrán. Removemos hasta que todo el arroz se impregne del líquido.

Vertemos la mantequilla derretida y el queso parmesano. Removemos y mezclamos bien todos los ingredientes. Extendemos el arroz en una bandeja amplia y dejamos enfriar completamente.

Forma de los arancini

Preparamos los ingredientes de relleno en 3 cuencos para tenerlos a mano a la hora de rellenar, los guisantes, la salsa boloñesa y el queso mozzarella rallado o en trocitos.

Comenzamos a formar los arancini cogiendo una porción de arroz y extendiéndola en la mano a modo de cuenco.

En el hueco de la palma colocamos el relleno. Una porción de salsa, unos guisantes y un poquito de queso.

El arroz que quede libre de relleno en la mano nos servirá para tapar los ingredientes que acabamos de colocar.

Es decir, tapamos el relleno con el arroz sobrante a su alrededor.

Si vemos que no es suficiente cogeremos un poco más del que tenemos en la bandeja.

Vamos formando una bola compactándola bien. Teniendo cuidado de que no quede visible ningún ingrediente del interior.

Podéis darle la forma de pera tan característica presionando ligeramente la punta.

Es importante que no coloquéis demasiado relleno en cada porción pues eso os obligará a añadir mucho más arroz del que les cabe en la mano.

Rebozado, fritura y presentación final

En teoría el arroz que puedes colocar en una misma mano, es el justo para la receta y suficiente para cada arancini. Vamos haciendo todos los arancini de uno en uno y los reservamos.

Preparamos los ingredientes del rebozado en 2 cuencos: uno con los huevos batidos y el otro con el pan rallado.

Pasamos alternativamente los arancini por huevo y luego por pan rallado.

Los vamos colocando en una bandeja hasta que los tengamos todos listos.

En una sartén de paredes altas calentamos abundante aceite de oliva suave.

Cuando vemos que está suficientemente caliente añadimos varios arancini a la fritura. Cuando estén bien dorados los retiramos a una bandeja con papel absorbente.

Suelen servirse como aperitivo y pueden acompañarse de un poco de ensalada al gusto.

Simplemente deliciosos, podéis prepararlos y traeros de golpe un trocito de Sicilia a casa. 

Fuente: www.recetasderechupete.com

Foto: especiaskifkif.es