Categoria: Nutrición

Imágenes

Cheescake de oreo

Por: OKDIARIO - Fecha: 2019-11-20 09:00:00 Etiquetas: Cheescake / dulce / postre / nutrición

El Cheesecake de oreo es una tarta de textura muy suave que se prepara con la deliciosa galleta Oreo de chocolate o alguna otra galleta similar que sea de chocolate. La torta de queso hizo su primera aparición en la Antigua Grecia, durante los primeros Juegos Olímpicos, año 776 a.C. Formaba parte de la dieta de los atletas por creer que inyectaba una dosis importante de energía. Luego fue en el año 230 d.C. cuando se reconoció la autoría de la primera receta de este manjar. Desde entonces, cada país adapta sus ingredientes, existiendo una diversidad de sabores, combinados con el queso crema.

La combinación de estas conocidas galletas, las Oreo, con el queso crema y la esencia de vainilla, forma un postre de una textura muy apreciada y un intenso sabor. Es una tarta ideal para preparar en casa con la ayuda de los niños. O para una tarde entre amigos y dulces fríos deliciosos. 

Ingredientes:

Para la base:

-. 100 g de mantequilla

-. 1 ¾ taza de galletas Oreo de chocolate

-. 1 cucharadita de esencia de vainilla

Para el relleno:

-. 380 gr. de queso crema (tipo Phyladelphia)

-. 1 ¼ taza de crema de leche (nata)

-. 1 taza de azúcar refinada

-. 1 ¼ taza de leche entera

-. 3 sobres de gelatina sin sabor

-. ¾ taza de agua fría (para la gelatina)

-. ½ cucharada de esencia de vainilla

Para decorar:

-. 2 paquetes de galletas Oreo chocolate

-. Sirope de fresa

Preparación: 

Triturar las galletas Oreo hasta llenar la medida de una y tres cuarto de taza de galletas.

Derretir la mantequilla en el microondas por 35-40 segundos.

En una fuente, mezclar muy bien la mantequilla con la galleta pulverizada y la esencia de vainilla.

Colocar un papel para hornear sobre un molde para la tarta. Distribuir la mezcla en el fondo del molde de manera uniforme. Refrigerar, al menos, por 12 minutos.

Diluir la gelatina en el agua fría. Luego, calentar en el microondas por 1 minuto y medio. Reservar caliente.

Batir en una fuente o en la licuadora la leche, el queso crema, la nata, el azúcar y la vainilla. Batir por 2 minutos.

Agregar la gelatina aún caliente y batir por 2 minutos más.

Retirar de la nevera el molde con la crema de mantequilla. Verter la mezcla del resto de los ingredientes.

Partir las galletas  en trozos y agregarlas sobre el relleno. Rociar sirope de fresa para adornar. Refrigerar durante cinco horas, al menos.

Al servir, desmoldar la tarta y trocear en porciones.

Te darás un gusto sublime con esta cheesecake de Oreo. Quedarás muy bien ante tus amigos, no sólo por lo apetitoso de este postre, sino por la presencia que dará a tu mesa.

Fuente: okdiario.com

Foto: www.tasteofhome.com