Principio Activo: Valeriana Vademecum | TuMedico.com

Valeriana: Indicaciones

Tratamiento contra la ansiedad, insomnio, irritabilidad, taquicardia, hipertensión arterial, cefaleas, síndrome del intestino irritable, espasmos gastrointestinales, gastralgias. Mialgias, contracturas musculares. Dismenorrea, transtornos asociados al climaterio. Asma y broncoespasmos de origen nervioso. Coadyuvante en tratamiento de convulsiones infantiles y epilepsia (tratamiento dirigido por el médico especialista).

Valeriana: Contraindicaciones

Evitar su uso durante el embarazo, la lactancia y a niños menores de tres años. Salvo indicación expresa, recomendamos abstenerse de prescribir aceites esenciales por vía interna durante el embarazo, la lactancia y a niños menores de diez años. No administrar a pacientes con hipersensibilidad conocida a éste u otros aceites esenciales, ni aplicar tópicamente a personas con alergias respiratorias. No prescribir formas de dosificación orales con contenido alcohólico a niños menores de dos años ni a consultantes en proceso de deshabituación etílica.

Valeriana: Precauciones y Advertencias

Su administración prolongada crea una cierta dependencia psíquica. Recomendamos prescribir en forma discontinua: Tras la fase inicial del tratamiento, prescribir tandas de 8 a 10 días, con descansos de dos a tres semanas. Salvo indicación expresa, se recomienda abstenerse de prescribir aceites esenciales por vía interna durante el embarazo, la lactancia y a niños menores de diez años.

Valeriana: Reacciones Adversas

La valeriana es una hierba medicinal que produce somnolencia. No debe tomarse durante el día si se requiere estar "bien despierto" o se realizan tareas que requieren atención.

Valeriana: Consejos

Sin Consejos Registrados

Medicamentos con: Valeriana

    No hay medicamentos registrados